La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Venciendo la inercia

with 3 comments

Mi inercia, la que me impulsa a sentarme en cualquier sitio y dejar que pase un día tras otro, sin molestarme en saber si ya es de noche o si tú has entrado por la puerta. La que me ha estampado contra los cabellos grises que encuentro en el lavabo y un montón de blísters a medio vaciar.
Mi inercia, que jugó a entenderse con la tuya sin conseguirlo.
Hoy vivo como merezco.
Tu inercia, que resultó aún más poderosa que la mía; que te obliga a dormitar por los sofás como el gato que no tenemos, a beber y beber y fumar y fumar como únicas salidas posibles. Congelado, sin palabras, muerto.
Mi inercia, la fuerza que no tengo y que me dirige, sin andar, hacia la nada. No somos nada, tú y yo juntos, navegando durante años contra estúpidas mareas. Flotando ahora en esta calma chicha, este calor insoportable que hace que la nada sea aún más nada. Más que nada. Nada.
Tu inercia, que te aleja de mí sin mucho escándalo. Que te impide acercar tu mano, juntar los labios, abrir la boca. O Acariciar mi cuerpo.
Mi amor no tiene nada que ver con fuerzas incomprensibles.
Doy patadas a la inercia, mi inercia, todos los días. Lucho con ella y contra ella, desorbitando mi planeta, arrastrándolo fuera de este absurdo sistema estelar aunque solo sea por un ratito. Y veo allá lejos los puntos azules de tus ojos preciosos en medio del desolado universo en el que habitas. Y me pregunto si algún día despertarás del sueño; si algún día tomarás impulso y saltarás con todas tus fuerzas, venciendo la inercia, y te alejarás del agujero negro al que nos precipitamos.

Anuncios

Written by Zanobbi

junio 21, 2011 a 3:48 pm

Publicado en Escribo y escriben, Musica

Tagged with , , ,

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Mi amor, mi amor. Con los años ha cambiado radicalmente la sensación de lo que es el amor.

    stultifer

    junio 21, 2011 at 10:36 pm

  2. A veces no se trata de despertar y evitar caer al infinito, sino de cuando para evitar que no sea demasiado tarde… porque cuando te acercas demasiado a un agujero negro, te atrapa.

    Saiz

    junio 22, 2011 at 1:41 am

  3. STU: Ah, pero… ¿existe de verdad el amor? ¿O es una historia más de esas que nos han contado?

    SAIZ: ¿Estás seguro de que es la vigesimoséptima estrella? Salté y no pasó absolutamente nada… Beso desde el agujero.

    Zanobbi

    junio 22, 2011 at 8:22 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: