La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Cuasinvierno

with 6 comments

No me resigno, no, a que el tiempo, que presentía anclado, haya huido tan deprisa. A que los días y los meses se escapen por resquicios que yo ignoraba. A que ese tiempo, que creía eterno, rastrille cada día con nuevos surcos mi cara. A que los párpados me pesen y descubra tus mismos pliegues, sus mismas manchas.
No me resigno a que hoy duela esto, mañana el alma. A que mi cuerpo, de pronto, haya decidido empezar a rendirse, sin anticipo alguno de la batalla. A que todo lo que hago se rija por lo que él me permite, lo que su cabezonería impone. Mi cuerpo…
No me resigno a no recordar que mañana es el día que se anticipa siempre a todo. A que mi cabeza, que aspiraba a olvidar, a ignorar, lo haga ahora indiscriminadamente, sin importarme. No me resigno a no acordarme de ti.
No me resigno a no sentir las miradas que se clavaron sobre mí. Miradas, fuegos encendidos, búsquedas encontradas: soledad, más que nada. A que nadie me persiga por calles estrechas y autobuses abarrotados. A que nadie, nadie, cruce su mirada con la mía, reconociéndome.
No me resigno, no, a que os hayáis muerto, a que tú te hayas ido, a que ella esté lejos; a que él no me llame, a que tú no me beses, a que nadie me escriba… A que el invierno haya vuelto.

La foto es de MargoLuc

Anuncios

Written by Zanobbi

noviembre 11, 2010 a 5:56 pm

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Es lo más increiblemente perfecto que has escrito. Es precioso. No pude acabar de leerlo, ya sabes porqué. Es tuyo, pero lo quiero para mí. Me lo regalas?

    Marian

    noviembre 11, 2010 at 10:33 pm

  2. Te lo regalo si no lo haces muy tuyo.

    Zanobbi

    noviembre 12, 2010 at 11:32 am

  3. Vale, pues en condominio.

    Marian

    noviembre 12, 2010 at 2:00 pm

  4. Precioso!! Felicidades :)

    Óskar

    noviembre 12, 2010 at 4:39 pm

  5. A veces basta cambiar la palabra y cambia todo el sentimiento. Resignarse por aceptar, por asumir. Y quizá hasta el invierno sea menos frío.

    Beso.

    theodore

    noviembre 16, 2010 at 2:07 am

  6. Ni me resigno, ni acepto ni asumo. Me niego.
    Prefiero poner la calefacción más alta y andar en tanga por casa que asumir, aceptar y resignarme a que ya es (casi) invierno y envolverme con la mantita en el sofá.
    He dicho.

    Zanobbi

    noviembre 16, 2010 at 11:06 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: