La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

El Ecce Homo

with 8 comments

El ecce homo me ha dicho, una vez más, que soy su favorito. Me ha besado, acariciado y abrazado; ha saltado sobre mí, me ha tirado del pelo y me ha dado unas cuantas patadas que he acogido con dolor pero con gusto. Hemos saltado, nadado y buceado juntos, él muy agarradito a mí porque le acojonan bastante las medusas, como si a mí me gustasen.
El ecce homo está echando maneras de chuletilla de barriada, pero con una sonrisa siempre. Le veía ayer navegando sobre sus cuatro ruedas, sorteando viejas, niños y familias enteras, tan rubio, tan delgadillo, y pensaba: ¿en qué se convertirá en muy pocos años? ¿Me mirará con el mismo desprecio que atisbo en sus hermanas? ¿Me dará la mano con desgana en vez de estos abrazos prolongados que me derriten? ¿Odiará lo que soy y huirá cuando me acerque? Quién lo sabe.
El ecce homo me enseña su tableta de chocolate con orgullo, asegurando que le ha costado muchas horas en el gimnasio cuando nunca en su corta vida ha pisado uno. Me enseña sus coches, sus muñecos y su skate, su más preciado tesoro, lleno de cicatrices y raspaduras. Cuando le ofrezco comprarle uno nuevo me dice que no, que cómo va a desprenderse del viejo, y se abraza a él como si fuese un peluche.
Ahora, al ecce homo le ha dado por ponerse colonia, una colonia demasiado fuerte que él mismo ha elegido y que se echa a chorros por encima. Ni con el coche descapotado consigo que se le quite el olor. Le veo por el retrovisor hacer bobadas con las manos, muy repeinado, hasta que él ve que le miro y me lanza su sonrisa más radiante, estirando mucho la mano y haciéndome una caricia en la nuca, recordándome lo que nunca fui, lo que nunca seré tampoco.

Anuncios

Written by Zanobbi

julio 26, 2010 a 1:05 pm

Publicado en Escribo y escriben

Tagged with ,

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El ecce homo Noreña…que mono es. Apretujable. Muy riquín. No me extraña que estés gagá con él. Que importa que legalmente no lo hayas sido ni lo vayas a ser…quien regula los sentimientos, la ternura, la verdad? Quien, de vosotros, se atreverá a romper el hilo que os ata hoy? Te lo digo yo: tú, no, y él tampoco. Lo que te dan de bueno de niño no se olvida jamás. Habrá paréntesis, seguro. Pero pasarán. Y para ese niño tu eres alguien tan básico que no va a desprenderse de ti nunca, ya lo verás. Así que no constarás en ningún papel lo que eres, pero lo haces en el rincón de los afectos del chaval.
    Y por cierto: que se ponga colonia a litros encima signofica que “refresca” por alguien. Muacs

    Marian

    julio 26, 2010 at 7:43 pm

  2. Lo menor es no hacerles caso. Dejarles crecer, como a los peces pequeñitos.

    stultifer

    julio 26, 2010 at 7:51 pm

  3. Marian: Día negativo: los hilos se rompen con tanta facilidad que lo mentalmente sano sería no pensar en hilos, no crearlos, no sentirlos siquiera. De lo que duelen estos hilos a veces sabes tú más que yo, aunque hasta en esto seas tú más hombre que yo (desde que me he enterado de tu transexualidad estoy que no vivo).

    Edu: ¿Lo menor o lo mejor?

    Zanobbi

    julio 27, 2010 at 8:40 am

  4. Deja, deja, como si no tuviera ya bastantes rollos siendo tía, como para tener que empezar a pasar la Epylady tambien por la cara y/o pectorales…aunque como tío a lo mejor no estaba mal…que te parece?
    Y anímese, cuore mio.Que nunca llovió que no escampara.
    Mimitos.

    Marian

    julio 27, 2010 at 10:35 am

  5. Yo me perdí, pues el Ecce Homo es como un recordatorio d lo q no somos, yo detesto esos recordatorios, cambio la manera en la q me veo a cada rato y a conveniencia.

    Gal30

    julio 29, 2010 at 5:39 am

  6. ¡Afortunado tú, que tienes autopolivisión personalizada! A veces cambio la manera en que me veo (cada vez menos), pero nunca a conveniencia, desgraciadamente. Yo también detesto los recordatorios de lo que no soy y me gustaría haber sido, pero mi ecce homo particular es tan adorable que soy capaz de asumirlo todo. Beso.

    Zanobbi

    julio 29, 2010 at 9:29 am

  7. El ecce homo te gusta más que comer con los dedos ;)

    Óskar

    julio 29, 2010 at 5:54 pm

  8. Bueno, yo no lo diría así, y menos en los tiempos que corren.

    Zanobbi

    julio 29, 2010 at 7:11 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: