La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Bienvenido al club

with 6 comments

Por fin.
Nunca pensé que llegaría este día, que podría escribir esto sin tener que inventarme nada.
Hoy, a las 10:00 en punto de la mañana, uno de mis sueños se ha hecho (casi) realidad: por fin se ha abierto una puerta y ha aparecido un joven alto, moderno, guapo, con bata blanca y peinado imposible y ha pronunciado mi nombre en la desierta sala de espera. Me han dado ganas de preguntar “¿El Dr. Sxxxs, supongo?”, pero lo evidente de la cosa y la chochez de la frase me han mantenido en silencio y expectante.
Me ha hecho sentar, se ha sentado él y me ha sometido a un interrogatorio en toda regla: edad (aquí he puesto morritos), enfermedades familiares, alergias (le he dicho que salvo al polen y a la estupidez, ninguna, pero no me ha sonreído), síntomas… Si estaba casado (“a todos los efectos negativos, sí”, le he dicho, pero tampoco ha sonreido esta vez). Se ha leído íntegro mi historial y los resultados de todas las pruebas que me han hecho (que bien podrían resultar un nuevo tomo del Espasa), mientras yo le estudiaba a conciencia: dos o tres pulseritas sin definir (¿Formentera, la India, el mercadillo de su pueblo?), camiseta azul marino desvaído bajo la bata, vaqueros, el fonendo colgado de cualquier manera; el pelo densísimo y disparado en todas direcciones, barba de 3 días, cara alargada, guapo sin exagerar y alto altísimo. Demasiado blanco para ser mordible, su único defecto.
Mientras me hacía preguntas y tecleaba en su ordenador, he averiguado, con mi imaginación, que no tiene ni 30, que no juega al fútbol, que no es gay pero se besa con sus amigos como saludo; que su padre es médico también, que fue el número uno de su promoción, que tiene una novia pija que le adora de forma babeante, y que él, como yo, se pierde por el azul profundo de vez en cuando.
“¿Bebes?”, me pregunta.
“…Eeehhh, bueno, ahora, con la medicación y tal, no. Bueno, un vermú, una caña de vez en cuando, un poco de vino en la comida, nada grave”, digo con cautela, como excusándome.
“¿Y has bebido mucho?”, inquiere.
“Mucho, mucho… ¿qué es mucho?”, respondo medio inquieto medio de coña.
“Bueno, ya sabes: a diario, varios cubatas, 6 ó 7 los fines de semana durante mucho tiempo.”
“¿Eso es mucho? Entonces sí, he bebido mucho… Mucho… ¿Cuánto bebes tú?”
Me mira medio asombrado medio divertido, sigue tecleando y dice:
“Mucho”. Levanta la vista del teclado, me mira y nos reímos los dos…
Mi nuevo Dr. Perfecto me ha acompañado hasta la puerta de la sala de espera donde un grupo de abuelas esperaban ansiosas, nerviosas y muy arregladas; me ha dado dos palmaditas en el hombro y me ha dicho sin palabras: “bienvenido, bienvenido al club”.

Anuncios

Written by Zanobbi

junio 30, 2010 a 3:02 pm

Publicado en Cosas, Escribo y escriben

Tagged with , , , ,

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me da que has aprovechado poco tu imaginación, que seguro que no es escasa. Le has hecho un retrato demasiado realista, probablemente acertado en todo. Ya puestos a fantasear, mejor inventarle una vida llena de misterio y pecado (whatever). Lo mismo es que yo soy muy de mataharismos.

    ¿Salas?

    Beso

    theodore

    julio 1, 2010 at 12:29 am

  2. Misterio… pecado… Quita, quita, que me conozco. Dame un misterio y allá que me lanzo. Dame un pecado y a ver quién es luego el guapo que se confiesa; no tengo edad para que me soben en un confesionario. ¡Ay, los pecados! “Mi vida sin pecado” (ya en su quiosco). ¿Cuándo ha sido la última vez que he pecado? ¿Acaso recuerdo qué es el pecado?
    Theo, mi intensa vida de Mata Hari ibérica solo me ha traído disgustos.
    S (últimaletradelapellidodeljugadordefutbolmásmasticable) L (segundaletradelnombredelaalcaldesamenosmasticable) S
    2 Besos 2

    Zanobbi

    julio 1, 2010 at 9:15 am

  3. jaj suena interesante, aunque alto y pálido no son mis tipo preferido.. aunque un médico es un médico siempre, cari. Una ganga.. El mejor amigo de mi casa es médico y cuando viene a casa a vernos, ya trae la medicina en el bolsillo y nos la da ¡antes de mirarnos! jajaja

    Un médico es, cari, para toda la vida (si no te mata antes, jaajaj).

    Eso si, los médicos ahora son terribles. Yo creo que les importa más que les quede bien en el ordenador el historial del paciente que las enfermedades que les contamos. En vez de mirar a los enfermos miran a la pantalla, estoy casi seguro de que un día voy a entrar en una consulta y me econtraré al médico auscultando con el fonendoscopio al “ordenatriz” aunque luego me dará a mí las pastillas, jajaja

    Bezos

    Thiago

    julio 1, 2010 at 11:32 pm

  4. Hay unos doctores que provocan deseos nada santos jajaja, en la clínica donde voy hay un otorrino que siempre tiene la consulta llena, jamas he ido con el por que estar en lista de espera no es lo mio, pero ganas no me faltan. Bienvenido al club de que? de fans?

    Gal30

    julio 5, 2010 at 6:49 am

  5. Pero… ¿Y ese club?
    ¿quién preside? ¿el médico ese?
    A lo mejor es gay. O a lo mejor se quiere curar la heterosexualidad. ¿Lo has pensado?
    ¿Has pagado cuota de inscripción?

    todo es incertidumbre.
    en fin.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

    tatojimmy

    julio 7, 2010 at 1:58 pm

  6. PERDÓN A AMBOS POR CONTESTAR TAN TARDE. NO ESTABA.

    Tato: Yo ya pagué mis cuotas de inscripción en todo y para siempre, un ahorro. Como bien dices, todo es incertidumbre. La próxima cita será aclaratoria. O no. Tus besos me encantan.

    Gal: Mi otorrino es el hombre menos deseable que he visto en los últimos días… Por más que emplease lavativas y objetos penetrantes, no ha logrado satisfacerme. Y, por supuesto, no se parece en nada a este que se rasga el atuendo de mi entrada. No sé si resistiría un otorrino deseable urgando en mis orejas…, ¿Se puede eyacular también por las orejas?
    El club lo eliges tú, guapo. Ya me contarás.

    Zanobbi

    julio 12, 2010 at 3:00 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: