La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Pest

with 8 comments

Camino despacio bajo la lluvia por las frías calles de Pest. Un chico, un perro, la noche, dos mendigos… A cada rato, el agua que se desploma por las bajantes me hace saltar de la acera a la calzada, de la calzada a la otra acera y de nuevo a la calzada sorteando mil charcos, un baile estúpido que no se me da bien. Caen las gotas desde el borde de mi sombrero, dejándome una sensación extraña de desolación.
Estoy helado.
Miro hacia arriba y entre la lluvia observo las fachadas en decadencia, oscuras e imponentes. Y pienso en París, o en Viena, y no echo nada de menos.
Los cafés se suceden y en cada uno encuentro una canción, un lugar, un novio que me dejó o al que abandoné; mis padres, mi hermano, M., las sonrisas de los míos que las gentes de esta ciudad no me devuelven.
No veo nada en los ojos de la gente de Pest, pero no intento descubrir el misterio. Tan solo me dejo llevar, una calle tras otra, una fachada más, el café del otro día. Miro, desde el otro lado del cristal, al chico que cruzó su mirada con la mía, durante un segundo, cuando dejó las copas de Pálinka sobre la mesa, sin un solo gesto de nada, otra (bella) cara inerte. Y mientras pienso en lo maravillosa que me parece esta ciudad, lo bien que le queda Buda como decorado al fondo, me pregunto qué misterios llevan a este chico, a casi todos los chicos y chicas que he visto, a sonreír tan poco y tan mal.  
Me he enamorado de Pest, como quien se enamora de un chico raro, una de esas historias que desde el principio sabes que nunca acabará bien. Una de esas historias que te dejarán el corazón helado durante algún tiempo, el mismo tiempo que llevo caminando por las calles oscuras de Budapest.

Nota 1: Quizás las personas de Budapest sonríen mal por la rancia música que consumen… Paseo por Pest y veo unos anuncios: Mark Knopfler y Pat Metheny (bueno, esto no está tan mal), John Mayall (¿John Mayall sigue vivo?), Blood Sweat and Tears (¿los nietos de los originales?), Natalie Cole (inolvidable olvidable), Elton John, ¡¡Paul Anka…!! Paul Anka me mira desde el inmenso poster pegado a una de las muy cuidadas cosas que el ayuntamiento de Budapest pone para estos menesteres. Paul me mira y yo le miro y pienso: ¿alguna vez consentiré que me dejen la cara y el pelo así? ¿Lo pediré, incluso? De un manotazo pongo e a mi novio frente a él y le hago jurar que nunca, nunca, nos convertiremos en eso. JA me mira como con miedo, que es como me mira siempre en estos días, y yo compruebo, horrorizado, que el jerseicito que Paul luce sobre los hombros es clavadito al que JA lleva sobre los suyos. Y mi JA ni siquiera canta.

Nota 2: En el siguiente vídeo aparecen las únicas sonrisas de verdad que he visto en Budapest. En el magnífico Mercado Central hay actuaciones y esto es parte de la segunda que pude ver. Me encanta la pareja del bajito y la rubia.

Anuncios

Written by Zanobbi

mayo 17, 2010 a 2:04 pm

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Y yo, muerto de envidia, te pido una ecalera de Pest. Yo las traeré de Sofía.

    stultifer

    mayo 17, 2010 at 2:24 pm

  2. Tu puedes traerme lo que quieras. De donde quieras. XX.

    Zanobbi

    mayo 18, 2010 at 12:12 pm

  3. me haces recordar una Budapest que yo no he visitado. En las cinco ocasiones que me he paseado por esa ciudad me quedé fuera de los muros de esas no-miradas y no-sonrisas y fui mero espectador de un Budapest museo, que provoca admiración pero no cala en la parte sentimental del alma.
    Tengo unas fotos preciosas pero ningun recuerdo… aún asi siempre me pregunto ¿porque he vuelto tantas veces allí?

    Adrianos

    mayo 19, 2010 at 5:02 pm

  4. El museo de las no-miradas, no-sonrisas, no-nada. No-museo, no-buda-no-pest.
    A mí sí me ha calado, aunque solo sea por el escenario (es que yo tengo un alma muy tonta).
    Has vuelto tantas veces precisamente por eso, porque no tienes ningún recuerdo, o sea que tienes no-recuerdos; y vuelves a no-encontarlos, por lo que vuelves y no-vuelves una y otra vez.
    La tonta dinámica de esta no-respuesta me llevaría a despedirte con un no-beso, pero a esto sí que me niego. Un beso es un beso.
    BESO

    Zanobbi

    mayo 19, 2010 at 7:37 pm

  5. Did you miss me?
    How can I go on without you?

    ValG

    mayo 20, 2010 at 3:22 pm

  6. Jaja Eso iba a decir yo, que Stulti en Bul Garia (será como Buda Pest, no? jajaj) igual no había visto la escalera, jaaj Pero ya he me he dado cuenta que sí…. que es tu primer comentarista.. Yo hace años tenía un primocomentarista que tb. se llamaba así, Stultifer, jajaajaja.
    Cari, yo no veo tan mal la escena musical de Pest. No sé que es peor, aquí vamos a montar el Rock in rio y viene Hannah Montana…así que dios nos libre de las jovencitas. Así que tú me dirás, pero vamos aparte de eso: Miguel Bosé, Tequila, y como plato fuerte ¡ha vuelto Miguel Rios! ya ves tú, igual le vale el jersey de Paul Anka, jajaja.
    El bajito del vídeo está mono, si; pero la caga cuando coge a la rubia así y la voltea por todo el local expandiendo un terrible olor a chocho, jajaaj.
    Así que ahí estabas en Pest…? por eso no “pesteabas” en tu blog? jajajaaja. Bezos.

    Thiago

    mayo 20, 2010 at 7:02 pm

  7. La historia musical española está llena de espantosos migueles, sí.
    Y ahora: ¿tú crees que puedes utilizar una expresión como esa del “terrible olor a…” en mi blog? ¡Un blog serio y delicado, como este…!
    Thiago, que esté enamorado perdidamente de ti no significa que puedas llegar aquí y dejármelo todo perdido, no.
    Eres un ordinario (plateado y encantador, eso sí). Te beso, a pesar de todo.

    Zanobbi

    mayo 21, 2010 at 8:23 am

  8. Thiago, malo malote, que te metas con Bosé, vale, con la Montana, vale, con Miguel Ríos, al que crucifiqué en el ya lejano 83 por soplagaitas y chuleta, vaaaaale…pero Tequila? TEQUILA????? Por el amor de Diosssss,donde está el frasco de las sales, no puedo ni hablar de la indignación que tengo…el grupo de mis amores más rotundos desde los últimos setenta, my idols for ever, los primos hermanos de los Stones (bueno, a lo mejor con ésto último me acabo de pasar)…pregunta, pregunta a Zanobbi que lo sabe todo…Tequila son muuuuuuy buenos, que lo sepas. He dicho.

    Marian

    mayo 24, 2010 at 2:47 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: