La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Charles Ton

with 11 comments

Hace ya un par de años que veo, en cuanto sale un poco el sol, a la señora del pelo blanco. La primera vez que la vi pensé: “coño, una loca”, al verla sentada en el banco rodeada de montones de cachivaches. Pero no creo que esté loca.
La señora del pelo blanco pasa los meses de buen tiempo sentada en el banco enfrente de su casa, malvendiendo todo lo que tiene, todo lo que tenía. Y no debe vender casi nada, porque llevo dos años viéndola cada vez que subo por esa calle y aún le quedan cosas. Al principio vendía mantas, colchas, libros, cuadros, imágenes de santos, lámparas y, sobre todo, vajillas y cuberterías que, por corte, nunca supe si eran de plata o una birria.
Ella tiene una pinta estupenda, un poco ausente quizás, pero notas que ha estado sentada en mejores sitios. Apenas me mira cuando paso. Y quizás piense que vaya cabrón, que no le compro nada. A mí me sobrecoge verla allí, vendiendo sus cosas sobre el banco, sin mirar a nadie, sin sonreír jamás.
Con el tiempo, su mercancía se ha ido devaluando. Las vajillas, vestidos y pequeños muebles han dado paso a los juguetes rotos, baratijas de bisutería y pequeños marcos con retratos de vete tú a saber quién, algún sobrino olvidable o un marido ya olvidado.
Esta mañana, aunque aún hace frío, la señora del pelo blanco ha inaugurado la temporada con cuatro cosas que no sé quién le comprará. Sin pararme, como siempre, he hecho un recuento que me deja resultados más bien tristes: tebeos que ni siquiera son antiguos, unos cirios de colores, tres collarcitos de cuentas y un pequeño espejo. Había también una fotografía enmarcada en la que una mujer joven vestida de charlestón miraba sonriente a la cámara. Quizás es mi imaginación, pero a mí me ha parecido ver a la señora del pelo blanco allí, bailando.
Maldigo mi timidez, que me ha dejado sin la foto y sin la satisfacción de sentarme un ratito y pedirle a la señora del pelo blanco, no sé, que me cuente, que tengo todo el tiempo del mundo para escuchar y todo el poder del mundo para devolverle sus cosas, su lustre y la pícara sonrisa de charlestón que luce en la foto que no le he comprado.

Anuncios

Written by Zanobbi

abril 7, 2010 a 5:24 pm

Publicado en Cosas

Tagged with , , ,

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy bonito, cari… y yo antes te estaba achuchando para que publicaras algo, pero ha valido la pena… Una historia terrible de lo que llaman “pobres vergonzantes”. Ahora ves señoras bien arregladas revolviendo la basura… Por otro lado, terrible la incapacidad de comunicación que, además, retratas, pues si el narrador tiene el don y el poder de devolverle el lustre de una vida pasada, no hay perdón por no hacerlo o, al menos, dedicarle unas palabras para escuchar su, seguramente, triste historia…

    Bezos.

    Thiago

    abril 7, 2010 at 7:07 pm

  2. Cari, nadie más ha venido por aquí a comentar tu post… Pues es muy bueno. Lo que pasa es que hay mucho envidioso, que te lo digo yo.

    Bezos.

    Thiago

    abril 8, 2010 at 4:53 pm

  3. Querid(ísim)o Thiaguín: a mí es que no me lee casi nadie, no como a ustezzz. Mi club de fans es mínimo. Ni mi novio, vamos.
    Pero no importa, yo solo escribo cuando me sale y cuando tengo tiempo (que no suelo tener), y me encanta que me visiten pero no es mi intención. A veces leo tu blog y pienso: “¡pobrecillo, tener que contestar a toda esta gente!” También me da envidia de la buena.
    Me encanta que me visites. Dos sonoros besos.

    Zanobbi

    abril 8, 2010 at 7:29 pm

  4. Párate un día y comprale algo a la señora.

    Estábamos dando un paseo y descubrimos tu blog. Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al viernes 9 de abril de 2010 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
    Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
    Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
    Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
    Y si tienes una escalera, mándanosla a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

    stultifer

    abril 8, 2010 at 10:54 pm

  5. A tí lo que te gusta es encontrar fantasmas, por éso no te paras a una charleta, te encuentras mejor dejando volar la imaginación y persiguiendo a un fantasma que en el fondo no quieres atrapar, Ya sabes que viven en tí otros fantasmas. Me ha encantado, y me encanta que te fijes en ésas escenas que nos brinda la calle y que nos pasan desapercibidas tantas veces. Estoy mirando lo de V E, aún no conseguí nada.Beso

    trasgu fantasma

    abril 8, 2010 at 11:50 pm

  6. Trasgu: Es su mirada perdida en ningún sitio lo que me corta a la hora de sentarme y hablar con ella. No, no quiero atrapar más fantasmas.
    Si puedes hacer algo sobre lo de VE, perfecto. Si no, no creo que podamos entrar, no encuentro otra forma.

    Edu: ¿Te he dado ya las gracias? Abrzo fuerte.

    Zanobbi

    abril 9, 2010 at 12:47 pm

  7. Es la segunda vez que me haces llorar…

    Marian

    abril 9, 2010 at 8:09 pm

  8. jaj joer, cari, no te quejes tanto, ves? Si ya te ha dado un premio Stultifer, con lo que me costó a mi que me lo diera a mi otro blog DIALECTICA, que no había manera, oye, jaaj
    La verdad es que tienes razón, es un rollo a veces. Por un lado todos queremos comentarios, pq sino escribiriamos en un cuaderno para nosotros solos, pero cuantos más comentarios tienes mas tienes que devolver (por un mínimo de educación) Lo que pasa es que yo me divierto mucho, no me cuesta y escribo (y tecleo) muy aprisa, ajaj Eso si, que no te lea tu novio ya es peor, pero bueno, casi mejor, jaaj
    Bezos

    Thiago

    abril 9, 2010 at 10:05 pm

  9. Marian, carigno, no era mi intención, ya lo sabes; pero si ha servido para estrenarte como comentarista en ESTE blog de mis desdichas, bienvenidas sean tus lágrimas. Suénese, suénese y piense solo en sus alquileres y negocietes. Cómo la envidio, oiga…

    Thiaguín: Cuánta sabiduría en sus palabras. ¿Le he enviado ya mi pack besos+abrazos?

    Zanobbi

    abril 10, 2010 at 9:31 am

  10. Muchas veces me han dado ganas de preguntar la historia que hay detrás de unas lágrimas, de una mirada ausente… pero nunca me he atrevido. Me pasa como a ti.
    Aunque no sé… puede que un día me atreva… o no.
    Hubiera estado bien comprarle algo a la señora. hazlo mañana… y me lo envías. sip.
    :)
    besos.
    muchos.
    envueltos.

    tatojimmy

    abril 13, 2010 at 12:40 am

  11. Llueve y hace frío, así que espero que no esté en su banco hoy… Pero el próxima día que la vea, seguiré tus instrucciones. ¿Seur, DHL, FedEx, UPS, MRW? Le revuelvo a besar.

    Zanobbi

    abril 13, 2010 at 8:39 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: