La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

La zarina

with 12 comments

Conocí a Alexis d’Anjou hace dos o tres siglos, pero no era amigo suyo. Alexis y yo éramos rivales, o eso creía él.
Ni siquiera había reparado en él cuando alguien que he olvidado me comentó algo sobre un grupo de tíos cursis y enchaquetados que rondaban siempre por el extremo de una barra de la única discoteca gay del Madrid de entonces, hace también dos o tres glaciaciones. Nunca me había fijado en el grupito porque yo entonces era un adolescente necesitado de emociones mucho más a ras de tierra, no aquella panda de pijos mayores que yo.
Me contaron que uno de ellos era alguien que decía ser bisnieto del zar Nicolás II, de ahí (y de su pluma) lo de “la zarina”. El ambiente es (o era, me echaron hace tiempo) un lugar lleno de malicia; muy gay, en resumen. Y el pobre Alexis era reconocido por aquel sobrenombre por todo el mundo, creo que incluso por su corte (porque hasta corte tenía) más próxima.
Aquel chico que no recuerdo me contó un poco por encima su historia, que no me interesó nada. Yo no vivía para lo que me sonaba a reportaje del Hola, ni quería saber nada de Rusias ni zares ni reyes, mucho menos con esa pinta. Reconocí en la corte de Alexis a alguna de las reinas más pijas de la noche madrileña de entonces, alguna de aquellas que perdían su muy viril compostura en cuanto te quedabas a solas con ellas, pidiendo a gritos su inmolación… Horrores del pasado.
Me olvidé completamente de Alexis d’Anjou, a quien yo veía como un ridículo payaso al que solo faltaba entrar saludando con la manita, como la reina, en aquel antro donde acabábamos todos. Hasta que conocí a F., mi novio durante 9 años, el ejemplo más claro de relación inútil, atormentada y estúpida que puedo echarme a la cara. F. era amigo de Alexis, o mejor: Alexis perseguía a F. sin descanso, porque F. era un chico con mucho mundo, simpático y muy guapo. Y muy joven, mucho más joven que él. Y F. se dejaba querer porque, como me dijo un amigo común, F. era el prototipo de gay-pija-ovetense, ossssea, lo peor de lo peor, y todo aquello de realezas, títulos y demás le ponía muchísimo. Así que a F. le cayó el título de “zarina consorte” durante el poco tiempo que simultaneó el tontear conmigo y dejarse querer (no sé hasta qué punto) por Alexis. Después se hizo el rey de mi reino, para desgracia mía y suya.
Alexis d’Anjou, resumiendo mucho la historia, decía ser bisnieto del ajusticiado zar de Rusia, Nicolás II. Según él, la zarina y las hijas no fueron asesinadas, sino que consiguieron salir de Rusia por medio de algún acuerdo con las monarquías europeas de entonces, a cambio de nuevas identidades y silencio perpetuo. Una de las hijas del zar, María, era la supuesta abuela de Alexis. Alexis nace en el entonces Congo Belga (Zaire), de uno de los varios matrimonios de su madre, y sus apellidos eran una mezcla de los de su madre, su padre, el esposo anterior de su madre, el nuevo marido… Hay mucha información en internet sobre la historia de Alexis, por si alguien está interesado, y esto no pretende ser un resumen exhaustivo. Pero él decía ser el bisnieto y, por tanto, único heredero del zar, amén de heredero de varios tronos: Rusia, Ucrania, Serbia, Albania… Cuando yo le conocí aún no le habían “ofrecido” el trono de la Gran Serbia y sus aspiraciones parecían más moderadas, más parecidas a obtener cierto reconocimiento y nada más.
Alexis había escrito un libro, “Yo, Alexis, bisnieto del zar”, muy interesante. Aunque yo le odiaba (porque durante los primeros meses de mi relación con F. Alexis se dedicó, casi por entero, a robármelo) no pude resistirme a leerlo.
No sé si Alexis era o no quién decía ser, o si era una víctima de lo que su madre le había hecho creer o se lo había inventado él. Pero a pesar de mi repulsión, cuando pudimos sentarnos juntos en el sofá de su casa o en algún bar y charlar, yo empecé a creerle. Alexis no era ningún viejo entonces, por muy joven que fuese yo, y creo, visto desde mi ignorancia, que era imposible que alguien se inventase todos aquellos detalles, todos los datos que daba. Yo vi las cartas de Alfonso XIII, vi otras muchas cartas y documentos, incluso alguna cosa del rey, documentos de embajadas, pasaportes de seis países, partidas de nacimiento… Todo podría estar falsificado, claro, pero vi fotos, objetos, montones de pistas que resultaba casi imposible creer que fuesen falsificaciones o inventos. Además, a mí Alexis me parecía clavadito a Nicolas II… Según él, su abuela, la Gran Duquesa María, y el resto de las hermanas se habrían dispersado por distintos lugares, acabando Anastasia en USA. El aseguraba que la Anastasia que todos conocimos a través del cine era realmente Anastasia, que se le había ido la olla y fue la que rompió aquel pacto de silencio que aseguraba sus vidas.  
Pero Alexis estaba como una regadera, o era una pobre víctima, no lo sé. Y además, era pobre, lo que le llevó a hacer muchas tonterías. F. y yo le dejamos dinero (que nunca devolvió) al menos un par de veces. Era pobre, entre otras cosas porque, al menos cuando yo le conocí, no hacía nada, a pesar de hablar tripicientos idiomas y ser un chico muy educado. Entre las tonterías que hacía para mantenerse estaba “vender” títulos nobiliarios falsos (que, según él, tenía derecho a otorgar) y hacer Caballero de su orden (la Soberana, Militar y Hospitalaria Orden de San Juan de Jerusalem, Caballeros Ecuménicos de Rodas y Malta, O.S.J., regida hoy por un tal Emilio Lobera Martínez, barón de Lobera –título madeinAlexis-, un fraude según casi todos) a todo bicho viviente, a cambio de generosas (o no, según necesidades) donaciones. Con F. tenía comprometido el título de Duque de S. (lo evitaré, cariño), o Conde, no recuerdo, pero era a cambio de amor (en mi currículum apuntaré que alguien renunció a un título, aunque fuese falso, por mi amor… Bonito, ¿eh?).
Los préstamos de dinero, la locura de Alexis, sus extraños movimientos y sus lamentables compañías nos alejó de él. Sé que al final, no recuerdo si por dinero o por qué, contactó con F. poco antes de morir y ya después de la locura balcánica.
Creo que Alexis era una víctima. No sé si de su historia, de su madre o de sí mismo. O de todo a la vez. No sé si todo era inventado, con lo cual era víctima de su megalomanía, de su propia locura, o la historia era tan real como su sufrimiento y la pesadilla que, en el fondo, debió der toda su vida. Si tú eres bisnieto del zar de Rusia, no sabes estarte calladito, no tienes pasta y eres conocido en el cutre ambiente gay del Madrid de entonces como “la zarina”, tu vida no puede traerte nada bueno.
No sé por qué me he acordado hoy de Alexis, pero espero que ahora sea más feliz que entonces. D. E. P.

Ver también: Alexis de Anjou, II parte

Info sobre Alexis y su historia:
estudios-monarquicos-alexis-de-anjou
el mundo
elpais
Alexis_Brimeyer
fantasy/brimeyer.htm
el mundo

Anuncios

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Que recuerdos tan bonitos, Z. Alexis y F hubiesen hecho una real pareja pero tu te entrometiste, puta

    Ruculo

    febrero 16, 2010 at 10:11 am

  2. Hola, no sé si leerás ésto o no.
    Me gustaría contactar contigo. Estoy interesado en el tema de los Zares y llevo mucho investigando.
    Agrégame a catjon90@hotmail.com

    Jonathan

    abril 7, 2010 at 5:07 pm

  3. Te enviaré un correo

    Zanobbi

    abril 7, 2010 at 5:28 pm

  4. NO ME PARECE CORRECTO ESTAR SIEMPRE ATACANDO A LOS MUERTOS,PODRIA USTED DEJARLO DESCANSAR EN PAZ??
    MUCHAS GRACIAS
    LE RECOMIENDO EN MI WEB NUESTRAS OBRAS HUMANITARIAS ESAS NO SON FALSAS, MAS BIEN AL CONTRARIO Y CIERTAMENTE SI SE HACEN DA IGUAL DE DONDE VENGAN LO IMPORTANTE ES HACER OBRAS HUMANITARIAS NO LE PARECE..
    MUCHAS GRACIAS

    EMILIO LOBERA

    abril 26, 2010 at 1:11 pm

  5. No, no me parece. Le he dedicado una entrada entera, señor barón.

    Zanobbi

    abril 26, 2010 at 7:40 pm

  6. TE AGRADEZCO EL TRATAMIENTO PERO PUEDES APEAR DE EL, DESPUES DE 15 AÑOS DE SU MUERTE CREO QUE ES DEMASIADO DEDICARLE TANTO TIEMPO Y CRITICAS, SI LO CONOCISTE COMO DICES SABRAS QUE FUE UN HOMBRE BUENO Y UN NIÑO GRANDE EN MUCHOS ASPECTOS, YO LE GUARDO MUCHO CARIÑO Y UN RECUERDO IMBORRABLE, TAMPOCO ME GUSTA QUE COMO HOMOSEXUAL CRITIQUES SU HOMOSEXUALIDAD LA HOMOFOBIA NO TENDRIA QUE SER UNA CUALIDAD DEL COLECTIVO GAY.
    GRACIAS

    EMILIO LOBERA

    abril 26, 2010 at 8:19 pm

  7. Emilio, me encantan tus comentarios. ¿Yo he criticado su homosexualidad? Dios me libre, bastante tengo yo ya con lo mío.
    Veo que no entiendes nada. De nada.

    Zanobbi

    abril 27, 2010 at 8:17 am

  8. LAMENTABLEMENTE A MI NO ME ENCANTAN TANTO LOS TUYOS, DE TODAS MANERAS TE DIRE QUE QUIZAS POR CASUALIDAD Y CONSTE QUE NO CREO EN ELLAS, AS ACERTADO CON EL MOMENTO HISTORICO MUY MUY PRONTO VARIOS NUEVOS ROMANOV CON ADNS CONTRASTADOS EN MEDIO MUNDO HARAN SU APARICION EN ESCENA Y COMO NO EL ADN DE EL PRINCIPE ALEXIS TAMBIEN SALDRA LEGITIMANDO SU VERSION DE LA HISTORIA, AHORA SI QUE SERAN MULTIPLES LAS LIPOTIMIAS EN LA VILLA Y CORTE, LA LLAMADA A TU AMIGO TENIA QUE VER CON SU FALLECIMIENTO, CON SU HONOR HABITUAL, AVISO A TODOS AQUELLOS A LOS QUE LES PODIA AFECTAR DE QUE SE MORIA Y PORQUE……Y ESPERO QUE LO ENTIENDAS.
    TIENES MI CORREO Y ME TIENES EN FACEBOOK ESTE ES MI ULTIMO COMENTARIO
    GRACIAS POR ACORDARTE DE ALEXIS, LADRAN LUEGO CABALGAMOS ,QUE DIRIA DON QUIJOTE.

    EMILIO LOBERA

    abril 27, 2010 at 1:02 pm

  9. Emilio; por si no te ha quedado claro, siempre he dicho que yo tengo muchos elementos para creer la historia de Alexis. Por lo menos para creer que algo hay de verdad en todo ello, así que no me extrañaría que ocurriese lo que tu anuncias. Me parecería genial, de verdad. Y si esto le devuelve a Alexis la reputación en entredicho, me encantaría, de verdad. Yo no le quería pero, como he dicho en la entrada, sentía lástima por él.
    Respecto a la llamada: a mi “amigo” no le llamó por esto que tu insinúas. Le llamó, nos llamó, para pedirnos dinero, simple y llanamente, mucho antes de morir, antes del asunto Serbia, incluso. Fue la última vez que yo vi a Alexis, el día que quedamos para darle el dinero que nunca devolvió (he de decir, en su honor, que nunca esperamos recuperarlo). Eso sí: no le llamó para lo que tu insinuas, pero debió hacerlo.
    Dices que no te encantan mis comentarios. Bueno, qué quieres que te diga. Al menos yo me he guardado muy mucho de insinuar nada sobre las causas de su muerte. Me parece MUY fuera de lugar.
    Claro que me acuerdo de Alexis. Me alegro mucho de haberle conocido, de haberle tratado. Lo que la historia nos depare, el tiempo lo dirá. Y si la historia me confirma, algún día, que he estado en casa del zarevich, que le he tratado, que me ha besado, que me ha odiado, lo que pensaré es que soy un ser afortunado. Tan afortunado como si Alexis no fuese nada más que un pobre loco que me contó una preciosa historia.
    Gracias por tus comentarios. De verdad.

    Zanobbi

    abril 27, 2010 at 2:30 pm

  10. jjaj por dios, vaya historia más truculenta, cari. Los cuentos de los Romanov llevan circulando siglos, y creer lo de Anastasia y sus hermanos es cuestión de fe, como creer en el espiritu santo. Yo tb. conocía a una dentista que era de la nobleza de Georgia, y tenía fotos con los Reyes y todo. Eso se pide por correo y hasta el papa te manda una foto dedicada, jaja

    Creo que tu post es bastante rerespetuoso con el personaje, que fuera quien fuera independientemente de su condición de noble ruso. Tu le has dado una dimensión humana. Es igual que lo de ser gay, por mucho que tú lo seas, no tienes pq no poder criticar a otros que hacen el ridículo, sólo faltaría.

    La orden de Malta tiene fama de hacer obras benéficas pero no sé ni una ni con qué dinero, solo se que algunos nobles se casan con ese uniforme un poco de fantasma del siglo pasado…

    A mi me gustan estas historias, por chueca me contarón y muy recientemente la de un chico muy joven, muy joven, que circula por los antros gays en un cochazo impresionante con chofer y todo.. pero nadie me sabe decir quié es, jajaj.

    En cualquier caso, tb. hay un tio que declaro un reino una vieja plataforma petrolífera de Irlanda y tb. regala títulos nobiliarios y cosas así. y en España javier Marias tb. es el rey de un supuesto reino literario….

    Bueno, yo una vez dediqué un post a Enrique Jardiel POncela y me escribió su nieto dándome las gracias, jaajaj

    Bezos

    Thiago

    abril 28, 2010 at 6:06 pm

  11. Oye, una foto del Papa dedicada, con la que está cayendo, sería un punto.
    La Orden de Malta de Alexis no es la Orden de Malta “legal”, la buena. Pero las dos coinciden en lo horrendo de los uniformes y lo patético de ellas en sí mismas, digo.
    Esas historias de personajes que circulan por Chueca las ha habido siempre. Ya sabes que el mundo chuequil y homolenguaraz lsiempre ha sido muy eso. He oído tantas historias a lo largo de los años (hasta que me jubile de Chueca y cualquier otro barrio gay de postín) que, si todas fuesen ciertas, el mundo como lo conocemos hubiese desaparecido hace tiempo.
    ¿Has encontrado más finales? Besos, guapo.

    Zanobbi

    abril 29, 2010 at 10:57 am

  12. Y pensar que yo compré ese berraco libro y despues de leerlo varias veces llegué a la conclusión que ese personaje no pasaba de ser un farsante como muchos que se dicen ser descendientes de los zares e inventan una historia de la fuga de las grandes duquesas quienes terminan en manos de cualquier campesino, soldado o investigador que les alimentan la locura y logran atraer la atención de periodistas o editores contando la historia con fines netamente comeciales. La familia de Nicolás II de Rusia murió en Ipatiev y punto final de la historia, lo demás son embelecos o alucinaciones.

    Alejandro Rivadeneira

    febrero 23, 2014 at 8:46 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: