La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Monóxido

with 5 comments

“El monóxido de carbono es un gas inodoro, incoloro, inflamable y altamente tóxico que puede causar la muerte cuando se respira en niveles elevados.”

       Invadió mi casa cargada con viejos tarros de cristal, óleos, tablas, lienzos de yute, loneta, algodón y lino; acuarelas y goma arábiga, esponjas, papeles, barnices y lacas de Vietnam; cola de conejo, betún de Judea, aceite de linaza, hiel de buey, témperas, tinta china, espátulas, brochas, paletinas y pinceles, muchos pinceles de pelo de tejón, de cabra, de marta roja, de meloncillo salvaje…
       Me habló de genios iluminados, pintores en claroscuro, artistas olvidados. Y de arquitecturas mohosas y enigmáticas, músicas exóticas de lánguidas cadencias, esculturas sumergidas de viejos dioses solitarios que suspiran e intercambian nostalgias con escarabajos egipcios.
       Cada color era una historia, un cuento diferente.
       Cada olor, cada textura, un mundo desconocido y fantástico donde refugiarse.
       Cada pincelada un diminuto trampolín desde el que lanzarse y volar.
       -Cuando ríes haces música -me dijo.
       -Cuando te toco modelo el barro que me entregaste -afirmó después.
       -Cuando pinto, lloro -aseguré sin vergüenza alguna.
       Me dejé embrujar por todos aquellos cachivaches, por los vapores embriagadores de la trementina, por las manchas y, sobre todo, por las sombras. Hasta que, subyugada también por los colores y atraída irremediablemente por la luz, le pregunté:
       -Oye, ¿pero tú cómo te llamas?
       -Libertad -me respondió. Y la seguí ciegamente.

(Para María MonoxideArt)

Anuncios

Written by Zanobbi

enero 23, 2010 a 11:43 am

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. HEy Zanobbi, ¿qué tal amigo? HAce tiempo ya, sí lo sé. Debería frecuentarte más, pero no te olvido ¿eh?.
    Es un poco triste que la libertad tenga que realizar una invasión de cuando en cuando, para abrirnos los ojos a lo que, día a día, nos convertimos.
    Oye, un fuerte abrazo desde El Torreón.

    ventiladorcular

    enero 23, 2010 at 4:20 pm

  2. Juano, qué alegría. Hace poco te dejé un comentario en tu torre, pero he visto que has tomado la sabia decisión de no contestar a tus comentarios, espero que al menos los leas. También te sigo, que lo sepas. ¿Cómo va todo? Un abrazo muy fuerte.

    Zanobbi

    enero 23, 2010 at 8:10 pm

  3. Joer tienes razón, amigo. Lo había olvidado por completo. Lo siento! Un abrazo!

    ventiladorcular

    enero 23, 2010 at 9:18 pm

  4. Hey, no passsssa nada. Abrazo fuerte.

    Zanobbi

    enero 23, 2010 at 9:20 pm

  5. Gracias por tu introducción, como ya sabes esta en mi blog, por favor no pongas Mªjose me llamo María.

    De nuevo gracias y mil besos

    María

    María

    enero 24, 2010 at 1:47 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: