La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

Los delfines tristes de Punta Salinas

with one comment


El jueves vinieron los delfines a saludarme, un año más, cuando ya había perdido la esperanza de que lo hiciesen. Quizás no reconocieron el barco, que era otro, o les asustó la presencia esperpéntica y ruidosa de Queen, que llevaba ya demasiados botijos encima, la contundencia de mis heridas o el gesto retorcido y la mala educación de C, que alejaría a cualquiera. El caso es que al fin vi sus aletas, allá a lo lejos, recortándose contra el horizonte plateado y rosa frente a Punta Salinas. Trepé y cojeé como pude hasta alcanzar la proa mientras nos acercábamos a ellos. Vi sus lomos grises y brillantes arquearse una, dos, mil veces, acariciando la cresta de cada ola y desapareciendo en lo más oscuro para reaparecer poco después rozando el caso del barco, la superficie, mi mano.
Eran más esta vez: bebés que siguen apurados a sus madres sin despegarse de su costado, delfines viejos llenos de largas cicatrices amarillas, jóvenes delfines que se separan de la manada, cambian de rumbo y desconciertan al resto… Veo montones de ojos brillantes que me miran cada vez que saltan sobre una nueva ola, cuando nadan de lado a centímetros de nuestra quilla o en cada salto que me dedican en este precioso atardecer.
Pero algo les pasa a mis delfines. Al principio, entre el nerviosismo que me produce siempre su aparición y mi loco deambular por la cubierta cojeando, no eché nada en falta. Fue después, cuando el que -en mi ignorancia- considero el jefe del grupo se puso justo debajo de mí (que había conseguido trepar por la red de proa no sé cómo), acompañado de 4 ó 5 delfines más pequeños, mucho más ágiles, me di cuenta de que mis delfines no cantaban. Al principio pensé que era yo el que no oía, que ando medio sordo cada vez que les imito y buceo en busca de manantiales, pero no. Nadie les oía. Yo, que jamás pensé que pudieses oír a un delfín cantando debajo del agua, hace tiempo que descubrí que se les oye desde la superficie, bastante bien además. Y los delfines de Punta Salinas no cantaban.
Supongo que todo el mundo sabe que los delfines sonríen. También lo hacen con la mirada. Pero el jueves los delfines tampoco sonreían.
Tras unos minutos, vi el perfil femenino y deslumbrante de Queen dando un sorbo más a la pequeña botella marrón, mirando el espectáculo sin inmutarse; se pasó la lengua por los labios, me miró y afirmó, tajante: “Estos delfines están tristes”.
Era verdad. Mis delfines, los mismos que la última vez brincaron sin parar y abrieron nuestra marcha cantando a escasos centímetros de la proa, vagaban esta vez de un lado a otro, lentamente, variando el rumbo constantemente y mirándonos sin alegría, vigilantes. Cansados.
Me fijé en el azul oscuro intenso a nuestro alrededor, el turquesa deslumbrante cerca de Punta Salinas y los rosas infinitos del cielo mientras los lomos plateados subían, bajaban y finalmente desaparecían.
No sé qué les ocurre a los delfines, si es que les ocurre algo.
No sé qué me pasa a mí, si es que en realidad alguna vez algo me pasa.
Pero tanto rosa, tanto azul y el silencio de mis delfines me dejaron agarrado al mástil inmóvil, atiborrado de melancolía salada; Queen, que iba en busca de otra cerveza, al pasar a mi lado dijo: “Te lo digo yo, estos cabrones están tristes”
(Zanobbi 2008)

Anuncios

Written by Zanobbi

julio 14, 2008 a 1:46 pm

Publicado en Cosas, Viajes

Tagged with , , , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me da lastima el articulo pero, la realidad de lo que he estado leyendo en este ultimo tiempo, pareciera que ellos saben que no todos los humanos son buenos, por ejemplo en dinamarca la matanza y asi todo no solo lo del mar y todo lo que contiene sino que tambien la madre tierra… paz y amor

    Gracias por la visita. Ellos no sé si lo saben. Tú y yo sí. Un beso

    alejandra

    julio 23, 2008 at 3:39 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: