La Mirada Displicente

Crónicas del Príncipe de las Bellotas

El adiós de las hermanas de la luna

with 2 comments


L me escribe un correo.
Aunque nos vemos a menudo, últimamente apenas hablamos.
L y yo somos amigos desde hace mucho más tiempo del que me gustaría poder admitir. Pero las cosas no van bien entre nosotros. No van mal, pero no van bien.
L me envía un correo que supla, adelante, motive, prepare, caliente la conversación que tenemos pendiente y que ella quiere tener y yo no.
L escribe:
“Colocando papeles, de esos que tengo miles, he descubierto viejos recortes de artículos de periódicos, una buena costumbre que como otras muchas he ido perdiendo a lo largo de los años, tal vez por falta de tiempo o simplemente por falta de ganas o porque ya no leo nada que me impresione, en el sentido de verme retratada en esas frases creadas e impresas por otros.”
L y yo hemos pasado juntos, casi al mismo tiempo, por muchas cosas malas. Pero vencimos. A pesar de todo, vencimos. Eso, además de los vicios comunes (músicas, humos, bebidas, lecturas, antros, arquitecturas, sueños y desvaríos) nos ha mantenido unidos contra muertes, novios y climatologías adversas del alma. Sobre todo, L y yo nos hemos reído mucho.
“El viernes cuando leí este articulo, sentí absolutamente reflejado mi presente, tal vez por las perdidas recientes y las menos recientes que siguen doliéndome o simplemente porque soy yo la que me encuentro perdida, supongo que cuando lo recorté hace 7 años, también identifiqué la vida como una sucesión de adioses , adioses a gente, a cosas, a situaciones, a sensaciones…..y porque además siempre he pensado que el pasado es un mundo que se va transformando con el tiempo o mejor que nosotros mismos vamos cambiando a nuestro antojo y no hay nadie como yo para maquillar mi pasado y quedarme con lo mejor de cada momento. Y, ¿sabes cuál es el motivo? Se llama RECUERDO, la vida esta hecha de recuerdos y son ellos los que se confunden y nos confunden, a veces no somos capaces de saber si pasó de verdad o si sólo es así como lo recordamos.”
A L le encanta Antonio Gala.
Yo detesto a Antonio Gala.
“…volviendo a Gala: siempre hay algo en él de desasosiego, de tristeza  o mejor de soledad… Creo que dejando atrás ese detalle, sus “ADIOSES” son geniales”.

Estos son “Los Adioses”, de Antonio Gala:

Vivir es despedirse, estarse despidiendo. La vida es solo una mudanza de sitio o de postura. ¿Cómo rememorar, desde hoy, el pasado? Su ambigüedad la hemos transformado en certidumbre; lo despojamos de lo que ahora nos parece accesorio y acaso no lo fue; lo interpretamos como algo lineal y definido. Y no es así. El pasado, ahora, es lo que nos ha construido como hoy somos; pero ¿era ese su propósito? ¿Tuvo, ni siquiera un propósito?
Todo lo edificamos, nosotros incluidos, sobre falsos recuerdos. Quitamos el polvo al pasado, lo ordenamos, lo archivamos muy cuidadosamente. Vemos en él la misma serenidad inexpresiva que se desploma sobre los cadáveres. Inmodificable ya. Y es mentira. No solo las cosas pudieron suceder de otra manera: es que sucedieron siempre de otra manera. Confundimos lo que soñamos o imaginamos con lo que vivimos. Preferimos contarnos nuestra historia como un relato claro. Creemos que es preciso conocernos a fondo, y podamos las trepadoras, las enredaderas, cuanto dificulta el hallazgo del tronco. Pero ¿Qué significa el tronco? ¿Quién nos asegura que no eliminamos lo único que importaba: lo que no osamos sentir ni un segundo casi, la sonrisa que apenas percibimos, la caricia de un dedo, la simple intención de hacer un gesto?
La vida es una enrevesada continuidad de rupturas; un rumor de manos agitadas diciendo adiós. Nos vamos de ciudades, de amores y desamores, de soledades y de compañías, de convicciones y de dioses.
Ignoro si afortunadamente o desafortunadamente, no es posible volver. El pasado, malinterpretado o no, se cierra con la fuerza de una ostra. También con su mutismo. Hay personas a quienes un día amamos y aún conviven con nosotros; diariamente nos alargan una taza de té, nos dan las buenas noches, nos sonríen; pero no son las mismas que un día amamos (o nosotros no somos los mismos, ni a nuestros ojos ni a los suyos); son del pasado ya, no nuestras (ni nosotros, de un instante a otro, somos nuestros tampoco)
A veces nos ilusiona un reencuentro. Nos acercamos por las verdes esquinas que solíamos. Procuramos mirar de igual modo, caminar de igual modo, sentir lo mismo. Inútil: ya no somos los que éramos. O, lo que es peor cada uno ha leído el común pasado de una forma distinta; es decir ya ni siquiera fuimos lo que fuimos. Hermético, el pasado nos rechaza: no tuvimos en él qué compartir; no hay reencuentro. Y cada cual se lleva lo que aportó, aunque no como lo aportó, sino gastado y desteñido………
Vivir no es más que estar diciéndose adiós a uno mismo, y, por consiguiente a todo lo demás. Una profunda soledad llena de adioses, resonante de adioses. Tal es su única música; la música que pretendemos no escuchar.”

No sé si L pretende aclarar algo con todo esto o joderme un poco.
No sé si quiere dejar algo claro, avisarme de algo o hacerme partícipe de su tristeza última, tristeza que conozco y de la que ya le compré algunas acciones.
No hay nada aquí que yo no sepa.
No hay nada aquí que ella no sepa que yo sé o que yo no sepa que ella ya sabe.
Detesto detestar a nadie, incluso detesto detestar a Gala
Detesto a Gala.

Aunque no me lo pide el cuerpo, he decidido ponerte el himno, no por ti, sino para ti.

Stevie Nicks (w/ Fleetwood Mac) “Sisters of the Moon”
Para los que les importa una mierda mis traumas con L o conmigo mismo y tan solo quieran escuchar – ver una buena canción, esta, sin duda, lo es. Y por favor, quedaros hasta el final. Merece la pena. Stevie en sobredosis (perdón, quise decir sobredosis de Stevie)

Anuncios

Written by Zanobbi

junio 13, 2008 a 5:39 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Zanobbi, Creo que L ha resuelto antes que tú la madeja del pasado. O quizás se ha plantado delante de una niebla espesa y desea que, de alguna forma, le ayudes a despejarla. Yo, por suerte, tengo mala memoria, y no me gustan los jeroglíficos que me hagan pensar en demasía. Y creo que mi mente es un sudoku de nivel 5. Quizás sea conformista. O tal vez es que no me gusta andar en el pasado….
    Bueno, estábamos hablando de tí y de L. No te veo con demasiadas ganas de ayudar a L, y quizás de ayudarte a tí mismo.
    Lo único cierto es que la comunicación es la forma de ACLARAR, y ella ha dado el paso adelante. Ha tenido valentía, y confía en tí. No le defraudes. Ni te defraudes.
    Son dos buenos motivos para ser positivo.

    Ehhh… Mi fin de semana ha sido espeso y agotador. Sí tengo ganas de ayudar a L. Sinceramente, creo que a L le gusta su posición actual de víctima del mundo: le hace sentirse viva e importante. Esto es triste, sobre todo porque ella parece no querer enterarse. Y sí, me siento incapaz de explicárselo. Quizás me pase lo que a tí, que además no me gustan los jeroglíficos. No me gusta que me envíen trozos de escritos en los que yo debo interpretar lo que alguien quiere que interprete cuando yo no tengo ganas de interpretar nada… Para mí es más sencillo: la quiero, me quiere: pelillos a la mar. No tengo nada que perdonar. Espero que no tenga nada que perdonarme a mí. ¿Hay que darle muchas más vueltas? Un abrazo.

    Juan

    junio 15, 2008 at 9:45 pm

  2. Hola… el laberinto de fuego no muere. Caminamos … derrotamos las cruces… el silencio. Una hermosa luna sigue pendiente… los bytes y las sombras… terminator… Nero…L… Green moon… retroceder nunca r j…wake up for ever… i will survive…my daug… do you remember? stand bye.

    Hola. No, I don’t remember, sorry… Terminator? Nero? Green Moon? r j? My daug? Dame algo de luz… Gracias por la visita.

    Arco

    julio 4, 2008 at 7:53 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: